7 – Condiciones para una rendición (C45)

gorra_capitan

Los rostros de los tres hombres, serios y con evidentes signos de fatiga, seguían  el ir y venir del capitán por la cabina de mando.
Agitado y furioso, Toivonen lanzaba bufidos y maldiciones a cada paso, mientras la oficialidad del “Carpatia” esperaba pacientemente que pasara aquel poco habitual estado de cólera en un hombre, de común apacible y razonable. Leer más “7 – Condiciones para una rendición (C45)”

Anuncios

6 – Blanco y rojo (C45)

Nagant M1895Las vendas, manchadas de sangre, apestaban a podredumbre. El oficial soviético volvió a introducir el nauseabundo paquete de tela en la bolsa de cuero y cerró esta herméticamente.

Toivonen tuvo la certeza de que su azarosa existencia iba a concluir en ese preciso momento.
Intentó abrir la boca para formular una justificación, pero tenía la mandíbula agarrotada por el terror y apenas pudo balbucear un murmullo ininteligible. Leer más “6 – Blanco y rojo (C45)”

4 – Rescate en el Báltico (C45)

baltico

John Shulz comprendió que, a partir de ese momento, su futuro pendía de un hilo.
Como espada de Damocles, el destino se cernía sobre el él con filo afilado en forma de promesa a un amigo, o como la certera punta de espada conformada por las caderas de la bellísima esposa de su peor enemigo. Leer más “4 – Rescate en el Báltico (C45)”

3 – La proposición (C45)

fumando

John  Shulz entró en el portal de su oficina-vivienda con la conversación mantenida hacía poco dándole vueltas en la cabeza.
Si reparó en el agradable y costosísimo perfume de mujer que se podía percibir en todo el inmueble no dio muestras de ello. Pero al llegar al rellano de su piso, algo le hizo desenfundar su arma y avanzar con cautela por el pasillo. La luz que podía observarse en todo el pasillo procedía de su despacho. Leer más “3 – La proposición (C45)”

2 – De amigos y promesas (C45)

Sin título-1

Pasaba una hora del medio día cuando Shulz entró en “Melody´s”, un establecimiento de comida rápida que solía frecuentar cerca de su despacho-vivienda.
Como siempre, se dirigió a la barra y ocupó una banqueta en uno de los extremos del local, aquel que le permitía una perspectiva más amplia del sitio. Leer más “2 – De amigos y promesas (C45)”